Descarga tu boleto para nuestras funciones

Category Archives: Anecdotario

La función #100 de “Ñaca ñaca, llegaron las leyendas”

Hola a todos nuestros fans y seguidores; una vez más estamos en nuestra sección del “Anecdotario”. Como saben, este 2017 Títere Vivo cumple 10 años. Por lo que esta sección te estaremos contando diversas anécdotas que nos han ocurrido en estos años. Sin más preámbulo comenzamos.

En esta ocasión les contaremos como fue la presentación número 100 de la obra “Ñaca ñaca llegaron las leyendas”. Esta obra fue la primera que el grupo montó, y que hasta la fecha llevamos más de 100 funciones y una placa develada. Pero debemos confesar algo, en la función de la develación de la placa, que fue realizada por el Candigato Morris (Te invitamos a que veas el video en este link -> https://www.youtube.com/watch?v=i_AF5cs8nno&spfreload=10), no fue en la función 100, sino que realmente fue en la función número 105. Esto sucedió ya que Joel, el director del grupo, se dio a la tarea de buscar funciones y patrocinadores, por toda la ciudad de Xalapa, Veracruz.

Después de un mes de trabajo consiguió que algunos negocios locales nos patrocinaran funciones, con lo que casi alcanzaríamos la meta de la función 100. Una tarde de Septiembre de 2014, al finalizar una función que dimos en el parque de los berros, se nos acercó un señor para pedir nuestros datos. Al poco tiempo el celular de Joel sonó, era el mismo señor, que buscaba comprarnos una función de títeres, ¡ya está! Lo habíamos logrado, vendimos la función 100.

El día llegó y el equipo estaba listo, llevamos nuestra producción y títeres; llegamos a las oficinas de un Sindicato de Ferrocarrileros. Al llegar nos recibió el señor que nos había contratado. Nos explicó que era la reunión de todos los grupos de Alcohólicos Anónimos de la ciudad. Entramos y estábamos frente más de 500 hombres y mujeres en tratamiento o rehabilitación, todos a la expectativa sobre lo que iba a suceder. Nadie de nosotros esperaba un público así, montamos nuestra escenografía y dimos inicio a la función. Todo salió de maravilla, el público entregado a lo que estaba aconteciendo. Al final de la función decenas de personas se acercaron a nosotros a felicitarnos por el trabajo. Más del 90% de los asistentes nunca habían visto una obra de teatro y mucho menos de títeres.

Habíamos logrado dar nuestra función 100 y sido parte del programa de rehabilitación de Alcohólicos Anónimos. Como grupo estábamos orgullosos y felices. Cuestionamos al organizador del encuentro el ¿por qué llevar Teatro de Títeres a personas en rehabilitación? Y nos dijo que las actividades artísticas con este tipo de pacientes les han traído buenos resultados. Una vez más se reafirma que el arte es un medio para hacer de este mundo, un lugar mejor. Y como dijeron los maestros del saber artístico: “El arte que no cura, no es arte”

Por cuestiones prácticas el día de la develación de placa en el Ágora de la Ciudad de Xalapa, Ver. Se dijo que esa fue la 100, pero no lo fue. Solo esperamos no se enojen con nosotros, ahora saben cuál es la verdad. Los invito a seguir leyendo esta sección, donde seguiremos contando nuestras peripecias.

Amigos, nos despedimos y nos vemos en la siguiente anécdota.

Cómo surge la obra “Con cine y sin ti”

Hola a todos nuestros seguidores, en este año Títere Vivo cumple 10 años, y hemos creado esta sección para rememorar las mil y un aventuras que hemos vivido como grupo, para consolidar nuestro proyecto. En esta ocasión en el anecdotario, te contaremos como fue la creación de la obra: “Con cine y sin ti”.

Joel Vences el director del grupo, tenía una idea que recorría su mente, quería montar una obra que hablara sobre la mexicanidad, que nos dio la época de cine oro nacional. Su idea era crear una historia y usarla como pretexto para utilizar los personajes que encarnaron los actores: Jorge Negrete, Pedro Infante, Sara García y Blanca Estela Pavón. Joel tiene entrenamiento vocal y estudios de Opera, por lo que sería una oportunidad para utilizar este conocimiento en el montaje.

Dimos manos a la obra y comenzamos la construcción de los títeres, escenografía y utilería. Jonathán y Joel comenzaron un entrenamiento vocal, ya que el objetivo era que ambos cantaran en la obra. La producción estaba casi lista y el texto ya tenía forma; pero sucedió algo que nadie esperaba, un día Joel nos enseñó un video, el cual era la grabación de una obra de teatro que estaba en temporada de en la Ciudad de México, la cual no era igual a la nuestra, pero sí tenía escenas muy parecidas, hablaba de los mismo, tenía actores y cantantes famosos de la televisión, un mariachi y mucho dinero en producción y marketing. Estábamos impactados, no solo por las coincidencias artísticas, sino porque nos dimos cuenta que no podíamos seguir con nuestro montaje; ya que si lo presentábamos, el público creería que nos copiamos el montaje de la Ciudad de México, pero con títeres.

Estábamos muy tristes en el grupo, ya que el trabajo de construcción había sido largo y arduo, pero sabíamos que no podamos competir con la obra de la capital y menos con las comparaciones y las posibles acusaciones de plagio que enfrentaríamos y claro, no podríamos luchar con su marketing y fama. El proyecto se congelo y lo dejamos. El tiempo paso y en el mes de Abril de 2015 se realizó el 7° Festival de Adultíteres en la ciudad de Xalapa, en esa ocasión se presentaron varios grupos y se dieron talleres.

Entre los participantes, esta tuvo el maestro Edwin Salas, del Grupo Edwin Salas Performance Studio. Joel tomo un taller que el maestro dio sobre manipulación de títeres. Surgió una amistad entre ellos, por lo que Joel decidió invitarlo a una fiesta en un pueblo junto con todo el grupo de Títere Vivo. Ya en Coatepec a la mesa y con delicioso café, le contamos la historia de nuestro montaje fallido sobre la época de oro del cine nacional. Él nos aconsejó retomarlo, que le parecía un buen proyecto; se ofreció a dirigirlo con la condición que el montaje mantuviera su esencia, pero lo llevaría por el Teatro del Cuerpo y el uso de sombras. Todos quedamos maravillados ante las ideas nuevas que el maestro Edwin aporto para renacer el proyecto.

Todos estuvimos de acuerdo en que el maestro dirigiera el montaje. Nos citó en el mes de Mayo en la ciudad de México donde el radica. Y así lo hicimos, nos trasladamos a la ciudad y en un espacio escénico donde él trabaja. Ahí comenzamos a trabajar el montaje; descubrimos que Edwin tiene una forma muy peculiar de proceso de montaje. El primer día solo nos sentamos y con lluvia de ideas de todo el equipo, plasmamos lo que queríamos decir a través de esta obra, se plasmó en papel y se dibujaron escenas y cuadros. El segundo día estábamos listos con ropa y el maestro comenzó el marcar de las escenas, y si, en un día marcamos toda la obra. Fue extenuante, pero lo hicimos el tercer día fue repetir todo lo hecho y encontrar más características de los personajes.
Los tres días en la Capital habían valido la pena, regresamos a Xalapa con la nueva obra casi terminada. La siguiente cita fue en el mes de Agosto. Edwin, por medio de videoconferencias nos daba indicaciones sobre cuestiones de vestuario y utilería. Trabajamos en todos los aspectos que nos dijo. El mes de Agosto llego, pero en esta ocasión él vendría a la ciudad de Xalapa, para trabajar en dos días el montaje total de la obra. Nos reunimos en la academia de Ballet Beauchamp de Coatepec, Veracruz. Edwin dio inicio a un entrenamiento físico arduo que incluía: Danza Contemporánea y Realese. Fue un trabajo sumamente agotador, debemos reconocer que no habíamos tenido un montaje que fuera tan exigente físicamente. Nos llenamos de moretones y por momentos creíamos que no aguantaríamos, pero el saber que estábamos con uno de los mejores titiriteros del país, nos motivaba seguir.

Los dos días habían terminado, el cuerpo nos dolía, pero el montaje estaba listo. En dos días habíamos logrado el objetivo. La obra que hacia un homenaje a Pedro infante, María Felix y Jorge Negrete; estaba lista. Se llamaría “Con cine y sin ti”. El maestro Edwin retorno a la ciudad de México. La obra la seguimos ensayando hasta su estreno en Septiembre de 2015 en el Agora de la ciudad de Xalapa, Ver.; México.
Y así, fue como “Con cine y sin ti” y el maestro Edwin Salas llegaron a Títere Vivo. Ahora ya lo sabes. Continuaremos contando historias aquí en el anecdotario. Un saludo a todos nuestros seguidores.

 

La llegada de Lisandra y Niza

Hola a todos nuestros seguidores, estamos en la sección del anecdotario. Como saben este año Títere Vivo cumple 10 años. Por lo que queremos contarte os orígenes de muchas cosas del grupo. En esta ocasión les contaremos como fue que surgió el montaje “Lisandra” y la relación con la llegada de Niza Rendon. Aquí vamos.

Corría el año de 2012, en ese momento Títere Vivo estaba viviendo momentos complicados, ya que para entonces solo Joel Vences y Jonathan Barrales estaban como fijos en el grupo, otros actores y actrices iban y venían pero ninguno se quedaba. Era el mes de Diciembre-Enero y Joel trabajaba como maestro de Teatro en una escuela en el Municipio de Perote, Veracruz. Se realizó una convocatoria a todas las escuelas secundarias técnicas por parte del sector 3, para realizar un espectáculo multidisciplinario, en el cual Joel iba a ser el encargado de la direccion de escena.

Para desarrollar dicho proyecto Joel se hizo llegar de mucha gente talentosa, entre ellos Niza Rendon. Ella era casi egresada de la Facultad de Teatro, y entro a colaborar a dicho proyecto como asistente de dirección, haciendo de “JUAR 2080” un rotundo éxito en la Sala Grande del Teatro del Estado de Xalapa, Ver. Logrando el objetivo del proyecto de llevar a decenas de jóvenes de secundaria a pisar un escenario profesional con un proyecto increíble.

Durante ese proceso, Joel decidió invitar a Niza a entrar a Títere Vivo, ella acepto y ese fue el momento en que ella se integró al grupo.

Teníamos, una vez más, la invitación de participar en el “Festival Mictlan” a realizarse en los meses de Octubre y Noviembre. No sabíamos que obra llevaríamos a escena, pero sabíamos que seguiríamos con la tradición de montar una leyenda local. Por lo que Jonathan sugirió la leyenda del fantasma que dicen aparece en el parque Los Berros. Todos leímos la leyenda y la historia real en la que se basa. Nos pareció bastante de nota roja, pero decidimos hacerle unas adaptaciones creativas y añadir el mito del Día de San Juan. La obra la redacto Joel y ya estaba listo el texto dramático.

Juntos nos dimos a la tarea de la construcción de los títeres, escenografía y vestuario. Ya era el mes de Septiembre, y en el departamento de Joel era el lugar donde nos reunimos; construíamos y ensayábamos. Cabe destacar que fue la primera vez que Niza construía y manipulaba títeres, por lo que su aprendizaje fue ya sobre la marcha y creación. Algo curioso fue que la modelo para la creación del títere de Lisandra fue la propia Niza, lo cual pueden comprobar si las comparan a las dos.

Los días de las funciones del Festival Mictlan llegaron. Todo estaba listo y en medio de mucho frio. Lisandra fue estrenada en Octubre de 2012, y se dieron más de 20 funciones a cientos de personas. Fue un éxito rotundo y hasta el momento “Lisandra” está dentro de nuestro repertorio. Recientemente en el 2016 se develó placa por las primeras 50 representaciones de dicha obra.

Y así fue como Lisandra y Niza llegaron al grupo. Y han traído luz a todos.

Conmover al Público

Uno de los objetivos que tenemos en nuestros montajes, es que el público sienta algo, además de que tengan un momento de convivencia en familia.
Cada espectáculo es diferente al anterior, y por lo tanto, cada uno busca generar una reacción diferente, lo cual lo hemos podido constatar en diferentes funciones, ya que
hay ocasiones en que tenemos el honor de que gente se nos acerca al final de la función para comentar algunos aspectos de la temática de las obras, lo que les gustó, sus impresiones y sensaciones generales del espectáculo recién vivido. 
Por ejemplo, en uno de nuestros más recientes estrenos: “Friendzone. El lugar donde cabemos todos”,  la gente lloraba de risa, ya que existía una gran identificación con el tema de la “Friendzone”, pues, ¿quien no ha Friendzoneado o a quien no lo han mandado a la Friendzone?. 
Pero no todas las obras son así, ya que tenemos otro espectáculo llamado “Iván está muy ocupado” donde a pesar de ser también un sólo actor, es más, el mismo actor Joel Vences, la experiencia del espectador es una cosa totalmente diferente.
“Iván está muy ocupado” es una obra donde la existencia de un hombre es contada, desde el inicio con el nacimiento de Iván y termina cuando el personaje agoniza de vejez.
La obra hace una reflexión del día a día, Iván vivió mucho, pero nunca vivió en realidad, sí, fue a la guerra, sí se casó también tuvo hijos ¿Pero eso qué? ¿Iván soñaba con ser héroe de guerra, trabajador y papá? Tal vez no, pero siguió la inercia de una época a que necesitó carne de cañón para la guerra y un apéndice humano para operar máquinas.
Y tal vez lo más terrible es que Iván nunca se lo cuestiona, simplemente va corriendo tras el día a día.
La obra es muy sencilla en su formato, un banquito, y una caja de cartón como escenografía, todo lo demás se construye entre la imaginación del público y las imágenes que recrea el actor en pantomima, pero aclaremos, no es Iván un mimo, #IvánSomosTodos.
Esta obra surge como un proceso de investigación actoral de cuando Joel Vences aún estaba estudiando en la Universidad Veracruzana, por ahí del 2003,  y se estrena en un festival llamado “Teatro en La Alacena”, el cual consiste en mostrar obra en espacios no convencionales o no teatrales.
Pese a que esta obra se presentó en un inicio mucho antes de que se formara #TitereVivo, se ha integrado como parte del repertorio, por el uso simbólico que se le da a las manos que se vuelven en personajes.
La última vez que se presentó fue por ahí del 2013, y fue muy grato encontrar personas que la habían visto 10 años antes, y nos compartían cuánto les conmovía, ya que las hacia reflexionar en torno a la manera en que estaban llevando su vida, entre otros comentarios.
Por eso cuando un espectador nos espera conmocionado es una gran emoción para Titere Vivo, significa que algo hicimos bien y el espectador entendió el espectáculo, o ha descubierto una lectura que no habíamos imaginado, pero no importa, por que el arte tiene muchos significados, tantos, como espectadores quieran haber.

Cómo nació Títere Vivo

Hola a todos nuestro fans. Este 2017 cumplimos 10 años de haber formado Títere Vivo. Por lo que en esta ocasión te contaremos cual es el origen del grupo. ¿Están listos? Pues aquí vamos.

Corría el mes de Agosto de 2007, cuando Joel Vences tenía en mente montar una obra de Teatro de títeres que había escrito, cuyo nombre era “El tonto Simón”, montaje para el cual había logrado conseguir un productor. Por lo que se dio a la tarea de convocar actores para dar inicio a la creación. Los convocados, por lo tanto el grupo original fue: Keila Olan, Maricarmen Luna, Daniela Sanchez y Jonathan Barrales.

Pero teníamos un problema la mayoría de nosotros no sabía construir y manipular títeres, por lo el director del proyecto, invitó a un maestro a que nos enseñara. Ese maestro fue: Hector Moraz, un actor y titiritero de la Organización Teatral de la Universidad Veracruzana (ORTEUV). Nos reuníamos en un pequeño departamento de Keila Olan en el Barrio del Dique, donde el maestro Moraz nos enseñó como tallar el hule espuma y el uso del alambre para dar esqueleto a los títeres. La técnica que él nos enseño fue la de creación de títeres Bunrraku; una forma de hacer títeres muy popular en Japón.

Trabajamos cerca de dos meses en ese pequeño departamento, pero debido a que el productor del espectáculo decidió no invertir en la obra. El proyecto se canceló. Todos estábamos tristes, ya que el taller de construcción con el maestro Moraz estaba siendo muy productivo. Teníamos los títeres casi terminados pero ya sin una historia que contar.

Llego el mes de Septiembre, y el H. Ayuntamiento de Xalapa, lanzó la convocatoria para celebrar el Festival Artístico Mictlan; el cual se realizaría en los días de Muertos, cabe destacar que este Festival es uno de los más importantes de la ciudad. En la convocatoria pedían grupos de teatro que presentarían obras cortas de 15 minutos para los recorridos escénicos. Por lo que Joel Vences al ver dicha convocatoria, nos volvió a llamar ahora con la idea de participar en el Festival.

Del equipo original que se mencionó anteriormente, solo Daniela Sanchez no pudo continuar, ya que sus actividades académicas se lo impedían. Todos los demás llegamos al llamado. Se invitó a Liliana Escelente, en ese momento actriz de la ORTEUV, y al músico Roel Osorio. Joel vences nos propuso montar una leyenda xalapeña con los títeres que teníamos, y nos propuso llevar a escena la leyenda de “El callejón de Jesús te ampare”, la cual es una historia muy popular en Xalapa. Todos aceptamos y pusimos manos a la obra.

Los títeres estaban terminados, no tenían vestuario, no había escenografía y mucho menos teatrino. Por lo que todos utilizamos la creatividad y convertimos madera de una cama en teatrino, tela donada en vestuario y telones que nos prestaron. Trabajamos en la casa de Liliana Escelente en su sala y en la azotea. Después de un mes y medio de trabajo, el montaje quedo listo; se presentó ante los jurados de selección el festival Mictlan y fuimos seleccionados.

Por lo que el nacimiento de Títere Vivo fue en el Festival Mictlan a finales del mes de Octubre de 2007, que se desarrollo en Los Lagos de Xalapa, Veracruz.

Ahora ya lo saben

Función de cumpleaños en Xico, 2016

La siguiente anécdota sucedió en la comunidad de Xico, Veracruz. Sucede que Títere Vivo no únicamente hace funciones en teatros, sino que además contamos con un proyecto en el que los títere van a tu fiesta de cumpleaños junto con nuestro amigo “El ticher Augusto” (Payaso Cara Blanca interpretado por uno de los integrantes del grupo). Aquel día El Ticher y los títeres visitarían a unas gemelas en su tercer cumpleaños. Después de una larga travesía para llegar al salón, ya que la dirección no estaba en el gps, y no había buena señal para que nos explicaran cómo llegar, con la ayuda de los mismos habitantes logramos dar con el lugar.

Al llegar fuimos recibidos por la familia, la cual amablemente nos invitó a pasar al salón para saber en dónde nos podríamos colocar.

Pero al entrar al salón, ¡oohh sorpresa! El espacio era muy pequeño, y además había una cantidad muy grande de invitados, y si a esto le agregamos también la mesa de regalos con pastel y además las mesas con sillas, veíamos casi imposible que nosotros cupiéramos con todo y nuestro teatrino para dar nuestro show. Tuvimos que pensar bien cuál era el mejor espacio en el que podíamos colocarnos para que la mayoría de los invitados disfrutarán el show, sin estorbar el paso, y donde pudiéramos tener nuestras cosas sin que estuvieran a simple vista, ya que nos gusta mantener el efecto sorpresa de los títeres, es decir, que los niños vean lo menos posible el títere antes de entrar a escena. Después de darle de vueltas al asunto, decidimos mover la mesa de regalos y pastel a la calle con el apoyo y autorización de los padres, y al parecer ya con eso estaba casi resuelto todo, pero increíblemente seguían llegando invitados.

Una vez que logramos instalar nuestras cosas, comenzamos la función. Los invitados estaban por todos lados, teníamos lleno el salón y hasta en la calle teníamos público disfrutando el espectáculo. Aún recuerdo ver los regalos y las mesas en la calle custodiados por invitados. Eso fue muy gracioso.

Al terminar la función, la familia quedo muy agradecida, ya que pudimos asistir, pese al poco tiempo de antelación con que se nos contactó, pero sobretodo por ir hasta allá (Para quienes no sepan, Xico es un pueblo mágico, que se encuentra aprox. A 30 min. De Xalapa, muy conocido por la “Xiqueñada”, evento en el que sueltan toros en la ciudad; además de su rica comida típica de la región, y sus tradicionales Toritos y moritas.), ya que querían que el cumpleaños de las gemelas fuera especial no solo para ellas, sino para todos sus invitados, ya que en Xico es muy poca la gente que tiene acceso a este tipo de espectáculos, y para muchos de los ahí presentes fue su primer obra de teatro de títeres.

Cada vez que nos dan la oportunidad de asistir a este tipo de eventos, nos llena de felicidad, ya que uno de los objetivos que tenemos como grupo es la creación de públicos, y con acciones como está, es una forma en que podemos lograrlo.

Hasta aquí el anecdotario, nos vemos en la siguiente. ¡Hasta la próxima semana!

¿Juguete u obra de títeres?

Hola a todos nuestro amigos. En esta sección les narraremos breves, pero muy divertidas historias que nos han ocurrido en el increíble mundo de los títeres.

La primera anécdota es una que nos ocurrió en el año 2015. En ese tiempo estábamos preparando la reposición de la obra con la que formamos el grupo, la cual es ”Ñaca ñaca llegaron las leyendas” en el Teatro La Caja, en Xalapa. Siempre que tenemos función, no damos a la tarea de repartir la publicidad de la temporada de la ciudad. En esa ocasión, el director del grupo decidió repartir publicidad en la Av. Miguel Alemán donde abundan escuelas.

Un par de días antes de las funciones, recibimos una llamada de una madre que pedía que le vendieramos o apartáramos boletos, lo cual no es extraño para nosotros, pero lo raro fue la forma tan desesperada en que los pedía, realmente mostraba un interés en no perderse la obra.

El día de la función llegó, se dio de manera habitual, pero al término, una señora junto con su hijo se nos acercó y no dijo que ella era la persona que había llamado con tanta insistencia aquella vez. Le preguntamos el por qué, y para respondernos, nos trajo a su pequeño hijo de apenas 4 años. El niño con ojos de plato y llenos de admiración nos contó que:

“… cuando vi el cartel pegado en mi escuela, me emocione mucho y lo arranque y lo enseñe a mis demás compañeros,  les mostraba que habría una función de títeres y quería que me acompañaran pero ninguno quiso. Lleve el cartel en mi mochila y lo enseñe a mi mamá y le pedí que me llevara al teatro a ver los títeres. Ella no quiso, pero el cartel lo tuve en mi mochila por varios días e insistía a mi mamá que me llevara, Ya que nunca he visto títeres. Mi mamá al final acepto y los llamó para comprar los boletos.”

La señora nos comentó también que no sabe cómo fue que surgió este interés en él, ya que nunca había visto títeres, ni obras de teatro. Pensaba que era un mero capricho, y que como otras cosas, se le pasaría el interés en poco tiempo. Nos platicó que se dio cuenta que era un interés auténtico cuando lo puso a elegir, ya  que él también quería un juguete, y le dijo que solo podía tener una cosa, el juguete o la obra, siendo que eligió la obra, y fue por eso que tuvo que cumplir su palabra.
Nos quedamos maravillados y conmovidos por las palabras del niño y de su mamá. Posterior a la charla, el pequeño sacó la nota del periódico de la obra, y nos pidió que lo autografiaramos cada uno de los integrantes del equipo, y para concluir esta emotiva experiencia, se tomó una foto de nosotros con los títeres y este pequeño niño. Después de eso, aun mantenemos contacto con la familia, ya que se ha vuelto en un nuevo fan de Títere Vivo, y nos ha seguido en varios espectáculos, y lo más importante es que después de conocer el mundo del Teatro y de los Títeres, se convirtió en un público asiduo de las funciones.