La siguiente anécdota sucedió en la comunidad de Xico, Veracruz. Sucede que Títere Vivo no únicamente hace funciones en teatros, sino que además contamos con un proyecto en el que los títere van a tu fiesta de cumpleaños junto con nuestro amigo “El ticher Augusto” (Payaso Cara Blanca interpretado por uno de los integrantes del grupo). Aquel día El Ticher y los títeres visitarían a unas gemelas en su tercer cumpleaños. Después de una larga travesía para llegar al salón, ya que la dirección no estaba en el gps, y no había buena señal para que nos explicaran cómo llegar, con la ayuda de los mismos habitantes logramos dar con el lugar.

Al llegar fuimos recibidos por la familia, la cual amablemente nos invitó a pasar al salón para saber en dónde nos podríamos colocar.

Pero al entrar al salón, ¡oohh sorpresa! El espacio era muy pequeño, y además había una cantidad muy grande de invitados, y si a esto le agregamos también la mesa de regalos con pastel y además las mesas con sillas, veíamos casi imposible que nosotros cupiéramos con todo y nuestro teatrino para dar nuestro show. Tuvimos que pensar bien cuál era el mejor espacio en el que podíamos colocarnos para que la mayoría de los invitados disfrutarán el show, sin estorbar el paso, y donde pudiéramos tener nuestras cosas sin que estuvieran a simple vista, ya que nos gusta mantener el efecto sorpresa de los títeres, es decir, que los niños vean lo menos posible el títere antes de entrar a escena. Después de darle de vueltas al asunto, decidimos mover la mesa de regalos y pastel a la calle con el apoyo y autorización de los padres, y al parecer ya con eso estaba casi resuelto todo, pero increíblemente seguían llegando invitados.

Una vez que logramos instalar nuestras cosas, comenzamos la función. Los invitados estaban por todos lados, teníamos lleno el salón y hasta en la calle teníamos público disfrutando el espectáculo. Aún recuerdo ver los regalos y las mesas en la calle custodiados por invitados. Eso fue muy gracioso.

Al terminar la función, la familia quedo muy agradecida, ya que pudimos asistir, pese al poco tiempo de antelación con que se nos contactó, pero sobretodo por ir hasta allá (Para quienes no sepan, Xico es un pueblo mágico, que se encuentra aprox. A 30 min. De Xalapa, muy conocido por la “Xiqueñada”, evento en el que sueltan toros en la ciudad; además de su rica comida típica de la región, y sus tradicionales Toritos y moritas.), ya que querían que el cumpleaños de las gemelas fuera especial no solo para ellas, sino para todos sus invitados, ya que en Xico es muy poca la gente que tiene acceso a este tipo de espectáculos, y para muchos de los ahí presentes fue su primer obra de teatro de títeres.

Cada vez que nos dan la oportunidad de asistir a este tipo de eventos, nos llena de felicidad, ya que uno de los objetivos que tenemos como grupo es la creación de públicos, y con acciones como está, es una forma en que podemos lograrlo.

Hasta aquí el anecdotario, nos vemos en la siguiente. ¡Hasta la próxima semana!