Nacida a principios del siglo XX en Terindínparo, localidad de Veracruz, a las faldas de una de las más importantes montañas del estado nació ésta adorable viejecita, en aquel entonces era un bebé.

La abuela vivió con su familia hasta los diesiceis años, cuando se casa con su novio, (En aquel entonces la gente se casaba muy joven) Ya para cuando tuvo treinta años, había Tenido a sus doce hijos: Paco, Stanislao, Calócero, Gerebolda, Leovigildo, Onesíforo, Apuleyo, Escipión, Audrey, Gumaro, Juvenal y Pasciflorino, vivió siempre en felíz matrimonio con su primer y único esposo Maximino Cueto que tenía una vieja ferretería en el viejo centro del viejísimo pueblo de Terindíparo.

La abuela lleva por Nombre Rosa María Gaudencia Moniquí Norbideneira Lascuqué Filerbáez de la Cruz y Singóngora, pero ella prefiere que le llamen abuela como desde hace tantos años, al fallecimiento de su esposo Don Arcadio Celestino Maximino Cueto Figuélguerez, Norbideneira Lascuqué vio a sus hijos partir de la casa, por obra de la ley natural, cada uno casado con su cada cual y varios de ellos por motivos de trabajo viven lejos de Terindíparo.

A la Abuela, no le alcanza el año para viajar de casa en casa de sus hijos donde los nietos la requieren, porque es una abuela simpática que no se cansa nunca de jugar y hacer bromas.

Últimamente cuida mucho a su nieto Juanito, que también vive en Terindínparo, sus papás trabajan mucho y como es algo travieso, le han pedido al abuela que lo cuide en lo que ellos trabajan, por eso Juanito Juega y hace tarea en casa de la Abuela… Sin embargo…

La abuela esconde un gran secreto… La abuela es…

¡Bruja! Pero no se asusten queridos lectores ni avienten el ordenador lejos de ustedes. Era una bruja buena, pero al fin y al cabo ¡Una bruja! Siempre tiene escondidos atrás de las repisas de la cocina unas pócimas secretas que usa para hacer el bien, por ejemplo tiene la loción buena onda, la abuela procura dejar embarrada ésta loción en barandales, pasamanos, cualquier lugar donde pase mucha gente y toque esa superficie ¿Por qué? Porque quien toca esa loción al instante se vuelve buena onda y se respira en el barrio un ambiente de bienestar, casi casi como si fuera navidad, también tiene la pomada de patas de pulga de chango que es la única efectiva contra enfermedades como la calvicie, el stress, los ojos de pescado, juanetes, ciática, cabello quebradizo, remienda calcetines, vaya una joya es la pomada de patas de pulga de chango. Por eso creen que la abuela cura a sus nietos con su simple “cariño de abuela” no conocen el secreto de la pomada de patas de pulga de chango, LA ORIGINAL ése es un secreto que comparte con su nieto Juanito.

Por ahora la abuela está muy descansada, ha trabajado mucho toda su vida, vive de haber sido una persona ahorradora, además de que también la ayudan con mucho cariño sus doce hijos, y de sus nietos.